Compartir

Fue el llamado de unos jóvenes que alertó a Carabineros de Quilpué, donde explicaban que mientras caminaban por la parte baja del tanque elevado de Esval, conocido como Copa de Agua, ubicada en el Pasaje Planchar s/n sector El Sol, en esta comuna; se encontraron con un joven, al parecer fallecido.
El lamentable hecho ocurrió el pasado miércoles 7 de marzo y fue conocido cerca de las 13:00 horas. Al llegar al lugar personal del Cuadrante N° 7 de Carabineros, constataron que efectivamente había un cuerpo en el suelo; el cual correspondería a Sebastián Uribe Millaqueo, de 17 años de edad, quien estaba vestido con uniforme escolar del colegio Los Leones de Quilpué, sin signos vitales.
La fiscal Daniela Quevedo Henríquez, dispuso que concurriera al lugar la Brigada de Homicidios y una vez que finalizaran las pericias de rigor, el cuerpo fuera derivado al Servicio Médico Legal, de Valparaíso.
El Servicio de Investigación Policial (Sip), de Carabineros, efectúa las diligencias para determinar la identidad del estudiante fallecido.

SIN COMENTARIOS